Nuestro proyecto comenzó en 1983, año en que abrió sus puertas nuestro Centro. Los comienzos fueron sencillos, aunque desde el principio nos distinguió el afán de superación, el entusiasmo de nuestro profesorado y la ilusión de hacer de nuestros alumnos unos niños competentes, confiados y con las herramientas personales para una vida plena en ese siglo XX en el que nos movíamos.

Gracias al entorno en el que nos encontrábamos, a su ambiente familiar y cercano a los padres, y gracias también a nuestra disposición de hacer una enseñanza personalizada, pudimos plantearnos alcanzar un estereotipo ideal de las capacidades que debería tener nuestro hombre o mujer del futuro.

Así nació la idea de abrir el Colegio Alauda.
 El motivo era claro. Se pretendía continuar un proyecto ya iniciado desde el centro de educación infantil “Los Peques” e ir evolucionando con nuestros alumnos hasta su finalización en la etapa de bachillerato.

El planteamiento de la familia López Aguilar, presidentes y propietarios de la institución “Peques-Alauda”, es mantener un centro de una única línea en todas sus etapas –infantil, primaria, secundaria y bachillerato– y donde sus profesores especialistas y personas de servicios generales puedan conocer, trabajar y marcar la vida académica y humana de todos aquellos que pasen por nuestras aulas.

A lo largo de estos años estamos consiguiendo reflejar nuestro proyecto en un tipo de familia comprometida con las actividades del centro desde lo educativo hasta lo social.

El profesorado, joven y dispuesto a trabajar, permite desarrollar dinámicas y líneas de innovación pedagógica y metodológica acorde con nuestra intención para nuestros alumnos.

Y no paramos. Estos últimos años, hemos provocado profundas transformaciones para convertirnos en centro de referencia en nuestra ciudad y en España. Junto con nuestra Fundación Maecenas Educación y Cultura, sus programas de innovación y compromiso social, hemos avanzando en la internacionalización del proyecto con el Programa Diploma del Bachillerato Internacional, tecnificando los Colegios con la incorporación de la Inteligencia Artificial, e introduciendo y dinamizando diversos métodos de trabajo para un aprendizaje adecuado a las necesidades de esta sociedad y la de, presumiblemente, años venideros.